ES | EN

Actualidad

La indemnización por finalización de contrato de los trabajadores temporales

6 de julio de 2018 | Derecho laboral

Las sentencias del Tribunal de Justicia de la Unión Europea, de 5 de junio de 2018 (asuntos C-574/16 y C-677/16), ha rectificado la doctrina que estableció en la sentencia del asunto De Diego Porras, y considera conforme al derecho de la Unión Europea la normativa española según la cual la indemnización abonada a la finalización del contrato a los trabajadores con contratos de duración determinada, como el contrato de relevo , es inferior a la indemnización concedida a los trabajadores con contrato de duración indefinida con motivo de la extinción de su contrato de trabajo por una causa objetiva.

También debe considerarse conforme al derecho de la Unión Europea la normativa española que no prevé el abono de indemnización alguna por extinción a los trabajadores con contrato de interinidad para cobertura de vacante, mientras que se concede indemnización a los trabajadores fijos con motivo de la extinción de su contrato de trabajo por una causa objetiva.

Se reconoce que la indemnización  por parte del empresario por la extinción del contrato de trabajo se incluye en el concepto de condiciones de trabajo, pero se diferencia entre la prevista para la finalización del contrato de duración determinada y la prevista ante una extinción del contrato por causas objetivas, estando permitido que la cuantía no sea equivalente en ambos casos. La indemnización prevista para la finalización de los contratos de duración determinada busca combatir el empleo temporal excesivo porque se pretende reforzar la estabilidad en el empleo y su abono se produce con ocasión de un hecho que el trabajador puede prever en el momento de celebrar el contrato de trabajo de duración determinada. Sin embargo, la indemnización por extinción del contrato por casusas objetivas busca compensar la frustración de las expectativas legítimas de un trabajador relativas a la continuidad de la relación laboral, ocasionada por su despido al concurrir una de las causas previstas en el Estatuto de los Trabajadores.

El principio de no discriminación se ha aplicado y concretado únicamente en lo que respecta a las diferencias de trato entre trabajadores con contrato de duración determinada y contratos por tiempo indefinido que se encuentren en una situación comparable, pero hay que considerar que en la legislación española no opera diferencia de trato entre trabajadores con contrato temporal y trabajadores fijos comparables en en caso de extinción por causas objetivas, ya que se establece una indemnización equivalente a 20 días de salario por año trabajado con independencia de la duración determinada o indefinida de su contrato de trabajo, según el artículo 53.1.b) del Estatuto de los Trabajadores.

El objeto de las indemnizaciones previstas para la finalización de los contratos de duración determinada y el de las indemnizaciones por causas objetivas, cuyo abono se produce en supuestos diferentes, constituye una razón objetiva que justifica la diferencia de trato.


Utilizamos "cookies" propias y de terceros para elaborar información estadística y mostrarle publicidad personalizada a través del análisis de su navegación. Si continúa navegando acepta su uso OK | Más información